Nicolás Veracierta: Irresistibles jacuzzis rurales para olvidar los fríos del invierno

No conocemos mejor manera de olvidarnos de los fríos invernales que sumergirse en las cálidas y relajantes aguas de un jacuzzi. En Toprural podemos ofrecerte casi 1.000 casas rurales en España donde vivir esta acuática experiencia. Suficientes para que puedas elegir, ¿verdad? Algunas de ellas son tan irresistibles como estas…

Jacuzzis para paliar los frios del invierno

  1. Con vistas al valle. Así de bien se disfrutan las vistas de todo el Valle de Campoo y de sus pistas de esquí desde el jacuzzi de El Balcón de la Lomba (La Lomba, Cantabria). Una antigua casa de piedra que en su día se usaba como cuadra y pajar es hoy en día una deliciosa casa rural con capacidad para 36 huéspedes.
  2. En un lugar de la Mancha de cuyo nombre nos acordamos muy bien: Torrenueva (Ciudad Real) puedes vivir una escapada rural maravillosa. Su jacuzzi con vistas es uno de los grandes alicientes de la Casa Rural Finca Loma de Doña Valle.
  3. Aguas bravas gallegas. Así de bravas van las aguas del jacuzzi de Casa de Piñeiro, en Santa María (A Coruña). Una casa íntima para seis personas a 20 minutos de Santiago de Compostela. Si quieres ver aguas bravas de verdad siempre tienes la opción de acercarte a la costa.
  4. Un remanso de paz. Todo respira tranquilidad y sosiego en el jacuzzi de Ca la Ferratina, en Ivars de Noguera (Lleida). La casa es perfecta para alquilarla entera, con tus amigos o familia, con una capacidad máxima de 10 personas. Vistas inmejorables a la montaña y a los campos de melocotoneros que la rodean.
  5. Bajo las estrellas. Aunque también puedes disfrutar de un jacuzzi en tu propia habitación, éste tendrá una fuerte competencia en la piscina con techo de cristal de la Casa Rural Montealegre, en Ibeas de Juarros (Burgos). Está a solo cinco kilómetros de Atapuerca en un pueblo típico castellano rodeado de montes de robles, dehesas, prados y pinos.
  6. Como en una cueva. Este jacuzzi no está en Atapuerca, pero solo faltan los bisontes en las paredes para hacerte la ilusión de que eres un neandertal disfrutando de un jacuzzi. Puedes vivir esta experiencia en La Graja, en el delicioso pueblo de Chinchón, sin duda uno de los más bellos de toda la Comunidad de Madrid.
  7. Con mosaicos. Podría considerarse un homenaje a Guadí, pero no está en Cataluña. Este original jacuzzi está en el Cortijo Trancemora, en Mecina Fondales (Granada). El cortijo consta de tres casas independientes para que puedas ir tú solo o en compañía a disfrutar del corazón de las Alpujarras.
  8. Rodeado de flamencos. No te molestarán ni te agobiarán con sus ruidos. Más bien te comunicarán su paz en consonancia con la bonita decoración de la Casa Rural Sierra Salvada. Un remanso de paz para solamente de dos a cuatro personas en el precioso Valle de Ayala (Álava)


Ver fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nicolás Veracierta: MOBA, el museo donde se expone el "arte malo"

Nicolás Veracierta: Ryanair oferta más de 500.000 asientos con un 20% de descuento, hasta mañana 22 de mayo.

Nicolás Veracierta: Siete cascadas o saltos de agua que tenemos a tiro en Europa