lunes, 18 de abril de 2016

Cumbre del FMI en Washington alerta sobre el lento crecimiento financiero

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha estado dando voces de aviso sobre la situación actual de la economía internacional, indicando que la desaceleración global es un asunto que debe ser enfrentado sin miramientos y con “acciones decisivas”, puesto que según la cabeza del mencionado organismo, los riesgos que presenta la situación actual a nivel planetario son lo suficientemente serios como para requerir una acción global al respecto.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (Foto: infobae.com)

El FMI y el Banco Mundial (BM) ya han comenzado las llamadas reuniones de primavera con sede en Washington, EE.UU, para tratar los puntos más importantes de las finanzas planetarias y dar con posibles soluciones a ser aplicadas por los países afectados, en pro de concretar un curso de mejoría que ponga en el camino correcto a estas naciones y sus economías.

Reformas estructurales por sobre soluciones momentáneas, políticas fiscales orientadas al crecimiento y una política monetaria que apoye la demanda son los ingredientes del ente para solventar esta problemática.

La cumbre organizada por el FMI tuvo lugar en Washington, EE.UU (Foto: rt.com)

Los líderes económicos internacionales que se reunieron en la capital norteamericana, tocaron además temas muy actuales como el de los ya famosos “papeles de Panamá”, volatilidad en el mercado financiero, la crisis de refugiados, las tensiones geopolíticas en varias zonas del globo y la posible separación del Reino Unido de los confines de la Unión Europea, y el efecto de todas estas en el devenir de los mercados internacionales.

El Banco Mundial es otro de los entes que lidera las Reuniones de Primavera (Foto: equilibrioinformativo.com)

Las reuniones previas a esta cumbre también habían sido bastante iluminadoras sobre la problemática mundial, puesto que en estas se tocaron estos temas y se le hizo un seguimiento a como se han movido las fuerzas mundiales, y lo que Lagarde llamó “el apagado" ritmo de crecimiento que siguen las distintas economías en general.

Panamá y el estado de seguridad y comunicación entre los entes de finanzas y el fisco, las negociaciones entre Grecia y la Triada conformada por el FMI, el BM y el brazo económico de la UE, el lastre de Brasil a los sistemas del sur del continente americano y el buen desempeño del actual gobierno argentino, comparado con los tropiezos y choques que se presentaron con su antecesor, se robaron gran parte de la cumbre, y del centimetraje de la prensa internacional.

lunes, 4 de abril de 2016

Banco de España reduce las proyecciones de crecimiento del país

Déficit en crecimiento, situación política inestable, fuerzas externas más allá de su control y un PIB en franca desaceleración, marcan el momento actual de la economía ibérica, la cual tiene como voz de aviso al Banco Central de España, que ha bajado su expectativa de crecimiento en una décima, lo que contrasta dramáticamente con las proyecciones dadas a conocer por el gobierno de este país; todo esto, confluyendo en un escenario gubernamental, nada halagador y que podría empeorar en los próximos meses.

El Congreso Español se encuentra en un tenso momento político

El BCE ha colocado sus previsiones de crecimiento en 2.7%, rebajando su pronunciación previa de 2.8 y bastante lejos de la proporcionada por los entes de gobierno que llegaban a 3%, e informando que el año que viene podría descender hasta un 2.3% de mantener el curso que se lleva. Sin embargo, el ente bancario asegura que la línea de crecimiento continuará adelante aunque de manera más lenta.

Cara norte de la sede principal del Banco de España.

La situación política de España es otro de los factores problemáticos para este país, puesto que el fraccionamiento al que se ha visto sometido su parlamento, en cuatro sectores muy diferenciados y que han fallado en ponerse de acuerdo en conseguir una representación de gobierno nacional, ha deteriorado la imagen española a nivel global y junto con ella, la confianza en sus instituciones, lo que hace mella en la relación riesgo-país. Peor aún, se vaticina que esta situación podría empeorar si se va a elecciones en junio.

El alza del euro entre otros factores externos complican la situación financiera española

Factores externos como la subida de precios de euro, las fluctuaciones en el precio del petróleo, el descenso en las cotizaciones de los mercados bursátiles y demás proclividades de las finanzas internacionales, han originado constantes revisiones de las cifras de crecimiento global. Mientras los internos, como la política monetaria expansiva, el espaldarazo dado a las exportaciones o las consistentes mejoras en lo referente al mercado laboral, complican la definición del momento económico de la zona.

Europa aún tiene en España uno de los modelos de crecimiento sostenidos más firmes de la región, pero el déficit y la deuda que este país acarrea, así como la pesada cuota de desempleo que maneja, ponen en peligro esta posición dentro de la UE.